Menú

4 Semanas – Día 20

Día 20/28

-Tema semanal: “La vida nueva en el Espíritu”

  • Reflexión: “La justificación establece la colaboración entre la gracia de Dios y la libertad del hombre. Por parte del hombre se expresa en el asentimiento de la fe a la Palabra de Dios que lo invita a la conversión, y en la cooperación de la caridad al impulso del Espíritu Santo que lo previene y lo custodia. (…)
    La justificación es la obra más excelente del amor de Dios, manifestado en Cristo Jesús y concedido por el Espíritu Santo. San Agustín afirma que ‘la justificación del impío (…) es una obra más grande que la creación del cielo y de la tierra’ (…) porque ‘el cielo y la tierra pasarán, mientras (…) la salvación y la justificación de los elegidos permanecerán’. Dice incluso que la justificación de los pecadores supera a la creación de los ángeles en la justicia porque manifiesta una misericordia mayor.” Catecismo nn 1993, 1994
  • Para meditar: “Todos los que se dejan guiar por el Espíritu de Dios son hijos de Dios. Y vosotros no habéis recibido un espíritu de esclavos para recaer en el temor; antes bien, habéis recibido un espíritu de hijos adoptivos que nos hace exclamar: ¡Abbá, Padre! El Espíritu mismo se une a nuestro espíritu para dar testimonio de que somos hijos de Dios. Y, si somos hijos, también somos herederos: herederos de Dios y coherederos de Cristo, si compartimos sus sufrimientos, para ser también con él glorificados. El espíritu viene en ayuda de vuestra debilidad.” Rm 8, 14-17.26
  • Jaculatoria: Espíritu Santo, que viva como verdadero hijo de Dios.
  • Oración: Asístanos, te pedimos Señor, la virtud del Espíritu Santo, que purifique clemente nuestros corazones, y nos preserve de todo mal. Te lo pedimos por el mismo Jesucristo Nuestro Señor. Amén